aplazados los envíos

 

 

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra robots de spam. Necesitas activar JavaScript para poder verla

 

¿Quién no ha comprado patatas alguna vez? Todos nos fiamos de su color, aspecto, forma…, pero realmente existen infinidad de características que pueden hacer que una patata nos guste o no. En el mercado podemos encontrar más información: el origen del producto, la variedad, (muchas veces poco precisa) y si son especiales para freír, cocer, hervir,…

Eslogan Comprarpatatas

Imágenes

 

Desde esta página vendemos patatas y ofrecemos un asesoramiento en función de la variedad que mejor se adapte a nuestros gustos o al tipo de cocina que quiera llevar a cabo. La elección de una buena variedad es lo más importante a la hora de preparar un delicioso menú.

Cuando en el mercado vemos "variedad *tipo* Monalisa", quiere decir que esa patata no es Monalisa, aunque el comercio quiere vender esa variedad.
Cuando en el mercado vemos la etiqueta "especiales para hervir", quiere decir que si las fríes, quien nos las vende no se responsabiliza del resultado.
Cuando en el mercado se presume de patata nueva, muchas veces lo que eso significa en verdad es que esa patata suele estar sin terminar de madurar.
Cuando en el mercado se informa del origen de esa patata, quiere decir que se ha producido en un determinado lugar pero sin garantizárnoslo.

Las patatas de la tierra nacen como un empeño personal y profesional por compartir y recuperar el sabor de la auténtica patata. Patata recogida y puesta en la mesa, sin intermediarios y sin pasar por cámaras de refrigeración, para que sus características organolépticas permanezcan intactas hasta su cocina.

El responsable de las patatas de la tierra es Raúl del Caño, un agricultor e Ingeniero Agrónomo, hijo de agricultor y nieto de agricultor, con más de 15 años de experiencia en el cultivo de la patata, inscrito en el registro de Producción Integrada de patata de Castilla y León. LAS PATATAS DE LA TIERRA saben a patata y, hasta ahora, debido a la infraestructura de las grandes cadenas de distribución y comercialización, era prácticamente imposible hacerlas llegar a los hogares en las mejores condiciones, por no mencionar que, muchas veces, cuando llegaban lo hacían con otros nombres, variedades, orígenes e, incluso su aptitud culinaria.

alt-txt alt-txt